El libro de las Madres. Laura Freixas

Autor Lunes, febrero 8, 2016 0 No tags Permalink 0

 

Las-madres-libro

Cuando me quedé embarazada, esa impresión de destierro, de abandonar el terreno en el que había jugado hasta entonces, esa sensación que en el ámbito laboral me resultaba agridulce, también la tuve (y ahí de dulce no tuvo nada) en otro terreno: la lectura. Las emociones que en mi cuerpo y en mi alma despertó el primer beso venían precedidas de una larga elaboración literaria. Las suscitadas por el embarazo, el parto, el tener entre los brazos por primera vez a mi hija recién nacida…, de todo eso, la literatura no me había dicho nada… Y ese silencio me resultaba escandaloso. Desde entonces me he interesado por rastrear, en la literatura, la figura de la madre.

Así comienza el prólogo del “El libro de las madres”

Encontré esté libro igual que se encuentran esos pequeños tesoros, de forma inesperada, como esa concha hallada en la playa que te llevas a casa como algo muy especial. Me encantó. Me sedujo desde la introducción que hace la autora hasta la selección de imágenes y textos que en él aparecen. Me sorprendió gratamente. Los textos seleccionados son una maravilla, un encaje literario que te llega directamente al alma.

Una antología de fragmentos  literarios, reales y ficticios, escritos por hombres y mujeres, que repasa las diferentes etapas de la mujer desde que se queda embarazada hasta el comienzo del parto.

Conforme iba leyendo hacía mía las palabras de Laura, sus reflexiones, sus descubrimientos,  como un espejo que te devuelve ese sentimiento que un día tuve y al que no atinaba a ponerle voz. De pronto, lo encontré allí entre líneas, igual que una noche levantas la mirada al cielo y te encuentras una estrella fugaz que ilumina el firmamento. Esa fue la sensación, extraña y sorprendente. Recomiendo encarecidamente esta joya.

Las pinturas seleccionadas van desde Tintoretto, pasando por Picasso hasta E. Munch. Con una edición cuidadísima, una obra de arte, acompañan las diecinueve imágenes, textos de grandes escritores. Perez Galdós, Eurípides, Jane Austen, S. Agustín, Antón Chéjov o Clarice Lispector, entre otros, danzan como ángeles poniendo voz a ese sentimiento llamado amor, amor de madre.

Destaco, las cartas a la hija, de Madame de Sévigne ( 1671-1696). En él aparecen fragmentos de las cartas, autenticas, que la marquesa escribió a su hija cuando ésta se fue a vivir con su marido a la Provenza. En ella se recoge el amor de una madre hacia su hija, el dolor de la separación y el intenso vínculo que las une a ambas. Una dulzura de cartas, un testimonio real con el que cualquier madre se siente más que identificada.

Felicito con toda cordialidad a Laura Freixas, una escritora que ha indagado en el mundo femenino de la maternidad, ese espacio silenciado, invisible en el que parecen diluirse las mujeres madres. Cierto. Su rostro trasmite esa serenidad propia de la gente sabia. Con ese perfil de una matrona romana, me recuerda a una conocida mujer romana, Cornelia, madre de doce hijos, famosa por su carácter, sus tertulias literarias y sus cartas.

Laura, una  voz potente y veraz que habla del pobre y en ocasiones triste papel de la mujer-madre en la literatura.

“El punto de vista más llamativamente ausente en la literatura que versa sobre relaciones familiares es precisamente el de la madre. Si en general las mujeres “son dichas” más que “Se dicen”, si los personajes femeninos suelen ser vistos desde fuera –y cuando lo son desde dentro, es un autor masculino el que les da voz-, esto puede predicarse mucho más de las madres. Son muy escasas en la literatura las madres (madres reales y/o personajes de madre) que se expresan sobre la maternidad en primera persona”

En resumen un libro en el que vale la pena adentrarse como quien entra en un paisaje de cálidos bosques y auroras boreales, tan precioso que parece irreal.

 

No Comments Yet.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *