Succión no nutritiva. La succión afectiva del bebé

Autor Jueves, diciembre 4, 2014 1 Permalink 2

 

 

“Los labios del niño son eco del cántico que mora en el corazón silencioso de su madre.”

Kahlil Gibran

 

Succión no nutritiva del recién nacido    Se le llama succión no nutritiva así para diferenciar la que alimenta al cuerpo o la que alimenta al alma. Una curiosa taxonomía que pone el acento en la ingesta  para distinguir ambos tipos de succión en un recién nacido. Las dos son absolutamente necesarias, las dos son vitales. Yo la llamaría succión afectiva o emocional.

Comenzando por el principio, dentro del útero.  Chuparse el dedo es un reflejo de succión, que se desarrolla entre alrededor de las dieciocho semanas de gestación. También lo es chuparse el dedo del pie y el cordón umbilical.

Resulta asombroso ver a través de la ecografía a un bebé de 30 semanas, con los ojos cerrados, entusiasmado succionando con fruición su pulgar entero dentro de la boca de forma cíclica y periódica. Increíble y conmovedor.  Un gesto visible que no tiene explicación. Un misterio. ¿Por qué mientras nos estamos formando y creciendo dentro del vientre de nuestra madre, necesitamos succionar sin más? Sin respuesta. Uno de tantos enigmas maravillosos que rodean la vida.