De mayor quiero ser Midwife

Autor Jueves, octubre 3, 2013 2 Permalink 0

 

Quiero-ser-matrona-midwife

 

 De mayor quiero ser Midwife. Matrona en español o Midwife en países de habla inglesa. ¿Acaso no es lo mismo? Si… pero no. Comadrona, partera, matrón, matrona…muchas acepciones pero una sola para midwife.

Como en casi todo, la distinción está en los matices, en los detalles, enormes a veces, que marcan la diferencia. Diferencias entre el respeto social a su profesión, sus estándares de calidad, su independencia y las funciones que realizan ellas, las midwives, y las que podemos, o nos dejan hacer a nosotras, las matronas.

En el fondo creo que a todas y todos nos gustaría:

  • Atender y orientar a las gestantes, una gestante concreta. Una embarazada que conoceríamos y seguiríamos desde el principio del embarazo hasta un mes o dos  después del nacimiento.
  • Cuidar en exclusiva a una mujer durante el parto. Una matrona, una mujer. El one to one tan utópico para nosotras. El one to one tan estudiado, tan recomendado, tan eficazmente demostrado, evidenciado.
  • Elegir donde poder ejercer. Trabajar en casas de parto, hospital público,  equipos domiciliarios, equipo local de la comunidad (domino), matronas independientes…
  • Realizar el seguimiento de la lactancia y cuidados de una puérpera (en la cuarentena) y del recién nacido, en el  domicilio de la mujer.
  • Disponer de un equipo de matronas  que coordinen y gestionen el trabajo de todas nosotras.
  • Optar a diversos campos de especialización ( ecografías, screening, atención psicológica…) y jefaturas propias
  • Contar con diferentes puestos de trabajo hospitalarios: urgencias-admisión, embarazo, parto, puérperas, neonatología (compartido con enfermeras) comunidad.
  • Tener voz a la misma altura que  resto del equipo multidisciplinar que atiende a la mujer.
  • Contar con un colegio profesional propio. Un colegio fuerte, coherente, serio,  que tome en consideración a esta bendita profesión

A todo  esto hay que sumar  las seis ridículas plazas que mi comunidad ( la más grande de España)  ha convocado para el próximo año.  Patético.

Insisto,  si pudiera, de mayor quiero ser Midwife.

Ina May Gaskin

Autor Lunes, septiembre 2, 2013 0 Permalink 0

Comadronas, matronas  importantes Ina May Gaskin, midwife

La maniobra de Gaskin. Una maniobra contemplada en los tratados de obstetricia de todo el mundo  para el manejo de la distocia de hombros,  lleva el nombre de una comadrona. Asombroso.

Tras sus gafas podemos ver los ojos inquietos y vivarachos de esta partera, luchadora infatigable por el respeto y el cuidado de la mujer en el parto.        Un icono en el mundo de la matronería por su idea de sacralizar los nacimientos  y  sobre todo, por su firme convicción  en  la figura imprescindible de la matrona.

Corrían los años setenta con sus emblemas de paz y amor, cuando la joven Ina y su pareja actual recorrieron Estados Unidos en un viaje conocido como la caravana.  50 autobuses ofrecían conferencias y acompañamiento a las mujeres y sus familias  en el embarazo, parto y puerperio.  Eran tiempos de revoluciones silenciosas y naturaleza. Ella abrió  camino  en  lactancia materna y en el  contacto piel con piel.

Posteriormente, y tras el éxito de sus métodos y el cariño de sus seguidores,  se establecieron en Tenesse, en un lugar llamado “La Granja” para recibir y atender a las mujeres que deseaban dar a luz fuera del hospital.

Con una tasa de cesáreas del 2% en unos 3.000 partos atendidos en La Granja,  la señora Gaskin  representa una autoridad y un referente mundial en el campo de la obstetricia.

“Cuando voy a los hospitales hablo sobre cómo hacemos las cosas en La Granja. Me encanta hablar con ginecólogos. Las matronas y los médicos tenemos mucho que aprender unos de otros”

Su lema es respetar y observar. Intervenir solo si es necesario. Sus palabras son sinceras  cuando habla de apoyar a todas las mujeres, todas. Las que  opten por una opción u otra,  casa u hospital.

“Es bueno practicar el perdón a una misma. Hay que ser compasiva con una misma como madre.”

Fundadora de la alianza de las matronas de Norte América, su actividad es incansable. Ha publicado numerosos libros, impartido conferencias, clases,  talleres en hospitales y facultades de medicina, protagonizados vídeos, documentales, programas televisivos, debates. Hasta tal punto, que la han llamado: La matrona más famosa del mundo.

“Es posible tener un buen parto en un hospital, pero tiene que haber gente muy sensible para poder asistir a las mujeres. El más mínimo detalle puede hacer perder toda la energía que se mueve en el nacimiento”

Su pelo desordenado y esa sonrisa cálida de vecina comprando el pan, muestra la labor que actualmente más le gusta desempeñar;  maestra.

El reconocimiento le ha llegado en forma de  premios. Nombrada doctora honoris causa por la universidad inglesa Thames Valley University  en 2009 y co-ganadora en 2011 del premio nobel alternativo o Livelihood Award por su inmensa labor y respeto del parto natural.

En resumen: Me gusta Ina May Gaskin, una comadrona excepcional, que anima a los varones a participar en el nacimiento a la vez que insiste  que toda mujer debe ser tratada como diosas en el momento de parir, con cuidado y respeto.

En la actualidad continua con su labor formativa e informativa por todo el mundo, resaltando  la importancia vital de las matronas  para salvar lo que de verdad importa: la maternidad.

Pd.- Aquí os dejo los enlaces de su página web, una entrevista en español y el video de un documental  sobre historias de nacimientos ( en inglés, sorry)

http://www.inamay.com/

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-5180-2009-09-18.html

http://watch.birthstorymovie.com/